La cecilia es un animal anfibio del grupo de los Gimnofiones

anfibios-cecilia animal ápodo

La Cecilia pertenece al gran grupo de los Gimnofiones (Gymnophiona). A este anfibio lo relacionamos con los ápodos, haciendo referencia a la falta de extremidades.

La palabra Cecilia es un nombre que deriva del latín y significa ciego.

Conoce a este anfibio subterráneo tan raro.

La mayoría de este grupo tiene una vida subterránea, y  habita en el subsuelo de las regiones tropicales húmedas alrededor del globo.

La cecilia tiene un aspecto parecido a una lombriz o a una pequeña culebra, con el cuerpo anillado por alrededor de 200 vértebras.

Si bien es cierto que las cecilias no son familiares para los laicos y no suelen ser consideradas en las conversaciones que tenemos sobre los anfibios.

La mayoría de las personas incluso desconoce de su existencia.

No ha sido un tema objetivo en casi ningún documental o libro de anfibios. Esto se debe en gran parte a que su modo de vida es literalmente oculto, apenas se la puede ver y encima solo habita en ciertas regiones.

Por este motivo vamos a hablarte acerca de la Cecilia. Para que conozcas un poco acerca de este animal tan raro.

La Cecilia es un animal fascinante con un altísimo nivel de especialización del que aún nos queda mucho por aprender.

Características generales de la Cecilia y tamaño

Hay algunas especies de cecilias dentro del género sudamericano caecilia que sobrepasan el metro de longitud, unos 3 pies y medio.

La más grande

La Cecilia más grande que se conoce es la Cecilia de Thompson, o Caecilia Thompsoni, que llega alcanzar y a superar el metro y medio de longitud.

La más pequeña

Las cecilias más pequeñas las encontramos en África Occidental, con especies de unos 10cm aproximadamente.En las islas Seychelles con 11cm se encuentra la Grandisonia brevis.

Hábitat natural de la Cecilia

Encontramos a la Cecilia alrededor de todo el mundo, como ya hemos dicho en la introducción la podemos encontrarlas en las zonas tropicales y húmedas.

Reproducción de los gimnofiones

De lo poco que sabemos del comportamiento reproductivo de este anfibio podemos observar que dicho comportamiento varía enormemente según la especie. Algunas especies solo se aparean durante la época de lluvias. Ponemos como ejemplo a la Ichthyophis glutinosus, de Sri Lanka.

Se piensa que todas las cecilias tienen fertilización interna.

Los huevos de las familias  Ichthyophiidae y Rhinatrematidae son depositados en madrigueras que hacen en el lodo alrededor de una zona de agua. La hembra suele custodiar esta cavidad en la que hace canales dónde deposita alrededor de 50 huevos.

Las larvas abandonan la madriguera nada más nacer, dirigíendose a las zonas acuáticas como charcas, ríos o arroyos.

Otras cecilias prefieren depositar sus huevos en tierra. Huevos eclosionarán en pequeñas larvas o incluso .en estado adulto directamente (en miniatura claro).

Alimentación de la Cecilia

Cecilias de tierra

Este anfibio suele comer normalmente lombrices de tierra y otras presas blandas.

Es fascinante la orientación de este animal bajo tierra. Mediante dos tentáculos con funciones quimiosensoriales es capaz de ubicar a su presa para preparar el ataque.

Con los tentáculos quimio sensoriales nos referimos a que la Cecilia es capaz de percibir a la presa de una manera parecida a como nosotros utilizamos los sentidos del olfato y del gusto.

Este anfibio es un depredador carnívoro que está provisto de fuertes dientes curvos. Mastican y tragan casi al mismo tiempo.

Cecilias de agua

Las familias de cecilias acuáticas suelen alimentarse principalmente de invertebrados que viven en el agua y también de peces y anguilas.

Te puede interesar: