El proteo: Curiosidades, vida, hábitos y comportamiento

Proteus Anguinus o proteo en castellano

Presentamos como exclusivo representante del género Proteus al olm o proteo.
Se cree qué estas especies de anfibios son unas de las más primitivas del planeta.

¿Cómo son? Características principales del Proteus Anguinus

Su gran cuerpo alargado puede llegar a los 30 cm de longitud. Aunque se podría decir que miden unos 24 centímetros de media.

Las hembras son un poco más grandes que los machos.

Sus patas son minúsculas en comparación al cuerpo. Estas patas son delgadas y cortas.

Una piel cubre su cuerpo con una fina capa de mucosa, qué secreta directamente de las células más externas.

Foto de Wikipedia

Foto de Wikipedia

Este anfibio respira a través de tres branquias externas que tiene en la parte posterior de la cabeza, concretamente tres a cada lado. Estas branquias son de color rosado debido a que están formadas por numerosos vasos sanguíneos. De esta manera consiguen drenar el oxígeno del agua.

El proteus anguinus tiene la piel translúcida. Se puede apreciar la forma de sus órganos internos para determinar el sexo. La pigmentación de la piel puede oscurecerse si se expone demasiado a la luz.

De esta manera se demuestra que el proteo no es un anfibio albino, como se cree comunmente porque pueden producir melanina.

Además de este mecanismo de respiración también tienen pulmones.

Este animal habita en zonas oscuras y consecuentemente su visión es una cualidad bastante prescindible. Sus ojos están protegidos por una fina piel.
Los proteos tienen un órgano sensorial que es objeto de estudios modernos. Este órgano es utilizado para la orientación a través de campos magnéticos.

Vida, hábitos, comportamiento

Es complicado para la investigación de campo observar al Proteus Anguinus debido a que este animal habita en cuevas y aguas subterráneas de difícil acceso.
Casi todas las observaciones que se han hecho de esta salamandra se han dado en cautividad. Desde 1955, en los Pirineos franceses la Estación de Ecología experimental ha estado criando estos anfibios.

Una de sus cualidades más sorprendentes es que puede llegar a aguantar varios años sin alimentarse, entrando en una especie de hibernación. Algunos piensan que estar sin comer 5 o 6 años, otros que hasta una década. Cabe mencionar que son animales muy longevos y tienen una esperanza de vida que puede llegar al siglo en condiciones óptimas.

Reproducción

En distintas observaciones se ha podido comprobar que las hembras buscan grietas y escondites adecuados a su tamaño donde pasan la mayor parte del tiempo. En cambio, los machos pelean ferozmente por los territorios en la época de la reproducción. Estos territorios están bien protegidos y marcado. Es la hembra la que pasea entre ellos y decide con qué macho reproducirse.

Durante el cortejo el macho y la hembra tocan sus respectivas cloacas con el hocico y puede repetirse diversas veces en unas horas hasta que la hembra decide tomar el espermatóforo de la cloaca del macho si el cortejo ha sido exitoso.
Al abandonar el territorio del macho la hembra se dispone a establecer ella misma un territorio dónde poner los huevos. Al cabo de dos o tres días la hembra pone los huevos y puede seguir haciéndolo durante casi un mes poniendo alrededor de 60 o 70 huevos, normalmente bajo las rocas. Custodia los huevos hasta la eclosión. El tiempo de gestación depende directamente de la temperatura del agua. Puede durar unos 180 días a 8 grados y unos 85 días a 15 grados centígrados.

El desarrollo de los renacuajos o larvas también depende de la temperatura si el agua se encuentra a 10 grados pueden tardar otros 14 años en ser sexualmente maduros.
El Proteo es una criatura neotécnica debido a que mantiene la fisionomía juvenil siempre.

Alimentación

Su alimento consiste principalmente en larvas de insectos algunos moluscos y pequeños crustáceos. En cautividad suele ser alimentado también con gusanos.

Se vale de poderosos sentidos que le permiten tener éxito en la caza. De esto hablaremos a continuación.

Unos sentidos asombrosos

Debido a que el Proteo debe poder orientarse en los terrenos y hábitats más oscuros ha necesitado desarrollar y mejorar sus sentidos no visuales.
Este anfibio puede detectar en la oscuridad más absoluta a sus presas gracias a unos receptores químicos, mecanorreceptores y electrorreceptores. Por si esto fuera poco también tiene un sentido geomagnético.

Los receptores químicos o quimiorreceptores

Permiten al Proteus anguinus detectar infimas concentraciones de compuestos orgánicos dentro del agua y de esta manera pueden medir a la presa y conocer la calidad de la comida.

Mecanorreceptores

No se sabe mucho sobre la audición de este animal pero si podemos decir que reacciona a los sonidos e identifica sus fuentes.

Electrorreceptores

Como ocurre con otros vertebrados pequeños, el Proteo tiene la capacidad de analizar campos eléctricos de baja intensidad.

Sentido geomagnético

Algunos experimentos que se han hecho en las últimas décadas para analizar el comportamiento del proteus anguinus han demostrado que puede alinearse con campos magnéticos, tanto naturales como artificiales.

Hábitat natural del olm

El hábitat natural del proteo se encuentra en acuíferos y cuevas sumergidas de Italia, Eslovenia, Croacia y Bosnia y Herzegovina.

Este animal habita en zonas oscuras y consecuentemente su visión es una cualidad bastante prescindible. Sus ojos están protegidos por una fina piel y es capaz de guiarse por vagos reflejos de luz.

El proteo negro (Black Olm)

Esto no es aplicable al proteo negro o black olm, de nombre científico Proteus anguinus parkelj.

Este anfibio vive en el sureste de Eslovenia y siempre muestra una pigmentación oscura de la piel. Se piensa que además sus ojos podrían ser funcionales.

Esta subespecie puede alcanzar los 40 cm de longitud, superándolos en algunos casos.

Cultura y estudio alrededor del proteo

Este anfibio ha sido el protagonista de muchas supersticiones y creencias. Antiguamente se creía que eran crías de dragón.

El Proteo está considerado un tesoro nacional en Eslovenia, incluso podemos encontrar a este animal en sus monedas. La mención de este animal fue hace más de 300 años.

Amenazas

La supervivencia de este animal depende de la conservación de las tierras selváticas, del agua limpia y de los sistemas de agua subterránea. Podríamos clasificar las grandes amenazas cómo contaminación industrial, cambios climaticos o turismo. No podemos olvidarnos de la caza furtiva y el mercado negro que está genera, ¿o era al revés?.
Al ser un animal tan raro, este anfibio también es popular entre los coleccionistas y los estudios científicos.

En definitiva, el proteo es muy vulnerable a los cambios en su entorno y su principal amenaza, somos como siempre, nosotros.

Te puede interesar:

Vídeos sobre los proteos (proteus anguinus)

El Olm por Planeta Tierra

El Proteo: un animal raro

Crías de Proteus en la cueva de Postojna